Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Utilizamos Cookies propias y de terceros para “almacenar y acceder a información relativa al idioma, el tipo de navegador utilizado, y otras características generales predefinidas por el usuario, así como, seguir y analizar la actividad que lleva a cabo, con el objeto de introducir mejoras y prestar nuestros servicios de una manera más eficiente y personalizada”. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Integra2 y la acción contra el hambre en Sevilla, Madrid y Cataluña
Integra2 colaboró de forma voluntaria en la distribución de los alimentos que se llevaron a cabo en las diferentes campañas de recogida durante el mes de noviembre.
 
La acción más consolidada es la de 'El Gran Recapte' impulsada por los cuatro Bancs dels Aliments de Catalunya que recaudó más de 3.075.000 kilos de alimentos a pocas horas de finalizar la campaña la noche del sábado 30 de noviembre. La iniciativa comenzó el viernes 29 y ha sido posible gracias a la participación de supermercados, grandes superficies, empresas y voluntarios. El Banc dels Aliments prevé que la cifra final sea mayor tras contabilizar las donaciones online y las iniciativas impulsadas por empresas, clubes deportivos, ONG y cadenas de distribución. Lejos quedan los objetivos de hace tan solo 2 años (800.000 kilos recogidos, 7.000 voluntarios y 600 puntos de recogida).
 
Este año se han superado las 3.000 toneladas, 20.000 voluntarios y más de 1.900 puntos de recogida.
 


 
 
Los Bancos de Alimentos son entidades benéficas sin ánimo de lucro, independientes de toda ideología económica, política o religiosa, basados en el voluntariado, con el objetivo de recuperar los excedentes alimentarios de las empresas y redistribuirlos gratuitamente entre las personas necesitadas de su zona, evitando todo despilfarro o mal uso de los alimentos, para luchar contra la pobreza alimentaria y contribuir al desarrollo sostenible para un mundo más limpio. Para hacer realidad esta utopía se basan en cuatro principios éticos:
 
• La primacía de la gratuidad: los alimentos son recibidos y distribuidos gratuitamente. El trabajo de los colaboradores es voluntario, basado en el principio de solidaridad.

• La seguridad de una distribución justa: siempre a través de entidades benéficas reconocidas y homologadas, que puedan asegurar el destino correcto de las ayudas alimentarias.

• La contribución a la sostenibilidad y a la preservación del medio ambiente, evitando la destrucción de alimentos en los vertederos.

• La promoción de la solidaridad hacia las personas con necesidades alimentarias.
 
Integra2 Barcelona y todo su equipo de tráfico trabajó de forma voluntaria en la planificación logística de las recogidas, coordinando los más de 50 vehículos que llevaron a la zona logística del ZAL en El Prat de Llobregat (Barcelona) donde se establecido la base operativa para la clasificación de los diferentes productos recogidos (principalmente arroz, pasta, legumbres, aceite, conservas de larga duración y preparados para nutrición infantil). Del mismo modo Integra2 en Sevilla y Madrid han colaborado con acciones de soporte logístico con las diferentes organizaciones del Banco de Alimentos de sus zonas.
 


El número de personas que están al borde de la pobreza y que pasan hambre en España ha aumentado dramáticamente en los últimos años. Estas personas requieren solidaridad y capacidad organizativa para no llegar a ser personas marginadas. Integra2 desea que los Bancos de Alimentos pierdan año tras año todos sus clientes. Por el contrario, mientras esto no cambie queremos destacar el valor de nuestro equipo humano y la voluntad de aportar nuestro granito de arena a una situación cuya solución está en manos de todos nosotros.​